Cada vez son más las intervenciones de catarata con lente multifocal intraocular, siendo ya un 70-80% el porcentaje de cirugías con este tipo de lente en nuestra consulta. La esperanza y la calidad de vida de la población hacen que sea una de las cirugías más demandadas.

La acomodación es la capacidad que tiene nuestro ojo para enfocar en visión próxima, la cual se va perdiendo con los años y por ello los pacientes a partir de los 45 años han de usar una gafa para visión próxima o bien cristales progresivos. Es lo que conocemos popularmente como “vista cansada” o presbicia. Si juntamos esta condición con la aparición de las cataratas y la exigencia visual cada vez más extendida en los últimos años, nos hacen que las lentes intraoculares multifocales sean la opción ideal para este tipo de pacientes.

Beneficios de la lente multifocal

Con la lente multifocal intraocular conseguimos reducir la dependencia de las gafas tras la cirugía de cataratas, lo cual no sucede frente a las lentes monofocales, con las que seguiríamos necesitando una gafa para la visión intermedia y la visión cercana. La lente intraocular multifocal cubre el rango de visión desde visión lejana a visión próxima. El diseño de la lente multifocal consiste en una serie de anillos concéntricos los cuales consiguen focalizar todas las imágenes que le llegan a la retina, independientemente si estamos mirando de lejos o de cerca. En cambio, la lente monofocal tiene un diseño con el que conseguimos focalizar las imágenes para una sola distancia, la visión lejana.

 lente multifocal

Diseño de lente intraocular monofocal (izquierda) respecto a otra de diseño multifocal (derecha)

Se recomienda realizar la cirugía de catarata antes de que ésta alcance una gran maduración (endurecimiento) y así poder extraerla mejor y evitar el sufrimiento del ojo durante su extracción y  posterior inserción de lente intraocular.

La cirugía de cataratas consiste en sustituir el núcleo del cristalino por una lente intraocular, la cual ha sido calculada exhaustivamente mediante diferentes parámetros oculares del propio paciente. Esta intervención es mínimamente invasiva, lo que facilita su rápida recuperación. Se trata de una cirugía ambulatoria que se realiza con anestesia tópica y dura unos 10-15 minutos aproximadamente por ojo.

Para la realización de la cirugía de cataratas con lente multifocal intraocular pasará el transcurso de aproximadamente una semana entre la primera intervención de un ojo y la segunda intervención del otro ojo. Han de realizarse lo más consecutivas posibles para la mayor comodidad del paciente. Un estudio realizado recientemente (Journal of Cataract&RefractiveSurgery, enero 2015), confirma que de 125 pacientes encuestados tras la intervención del segundo ojo, el 72% de ellos se mostró igual o más relajado durante el segundo procedimiento respecto al primero.

Los efectos secundarios más comunes tras la cirugía de cataratas son los halos alrededor de las luces, los cuales se producirán por la noche, y los deslumbramientos. También una buena calidad de la luz a la hora de leer será de gran importancia. Dichos efectos son similares para la lente intraocular monofocal y multifocal y con el paso del tiempo suelen ir desapareciendo.