La acomodación es el mecanismo que tiene nuestro sistema visual para poder enfocar en distancias cercanas y en distancias lejanas. Esto se consigue mediante la contracción del músculo ciliar y el consecuente abombamiento del cristalino, a la hora de observar objetos a una distancia próxima y la relajación de dicho músculo ciliar y el consecuente aplanamiento del cristalino, a la hora de ver objetos a una distancia alejada.

examen-optometrico-1

No es extraño encontrarnos en consulta con pacientes jóvenes en época estudiantil que tienen problemas con sus funciones acomodativas. La sintomatología asociada suele ser visión borrosa en lejos, principalmente los días de diario cuando el paciente está en el colegio o en la universidad o en su trabajo frente a un ordenador. Dicha borrosidad desaparece los fines de semana, coincidiendo con un menor uso de su visión próxima.  Otros síntomas pueden ser un mal enfoque en visión próxima tras un tiempo trabajando a esa distancia o la dificultad a la hora de hacer cambios de visión lejana a visión cercana y/o viceversa.

Hablando de las habilidades acomodativas, la amplitud de acomodación es la máxima capacidad que tiene el paciente para acomodar y enfocar de cerca. La flexibilidad acomodativa es la capacidad que tiene el paciente para hacer cambios acomodativos, es decir, de hacer cambios de visión lejana a visión cercana y viceversa.

Cuando un paciente trabaja de cerca, puede acomodar en el plano de lectura, puede sobre-acomodar para el plano de lectura o infra-acomodar. Estas dos últimas situaciones producen problemas de astenopia, es decir, molestias asociadas a los periodos de uso de su visión próxima.

En consulta podemos realizar un estudio de la acomodación del paciente, midiendo entre otros valores, la amplitud de acomodación de manera monocular mediante el método de Donders o acercamiento y la flexibilidad acomodativa monocular y binocular mediante los flippers.

Cuando la acomodación está descompensada, su entrenamiento está demostrado que tiene eficacia desde hace más de 50 años, consiguiendo una mayor exactitud en la respuesta. También conseguiremos mejorar la flexibilidad y el procesamiento de la borrosidad, desapareciendo la sintomatología asociada.

 examen-optometrico-2

Dicho entrenamiento, denominado terapia visual, consiste en la realización de una serie de ejercicios para mejorar la disfunción a tratar, en este caso la acomodación. Algunos de estos ejercicios son la lectura en visión cercana con lentes positivas y/o negativas de distintas potencias, entrenamiento con los flippers en visión próxima o los cambios de enfoque de visión lejana a visión cercana mediante las tablas de Hart entre otros.

 

Logo-Clinica-Cirugia ocular-300x89