La degeneración macular asociada a la edad (DMAE), es una enfermedad degenerativa de la mácula. La mácula es el área central de la retina y aporta al ojo su mayor visión. En cuanto esta área se ve afectada, la visión del paciente decae rápidamente, por lo que es una patología que se detecta en estadios tempranos.

degeneracion-macular

Existen dos tipos de DMAE: seca y húmeda. La más habitual, entorno a un 80% de los casos es la DMAE seca (no proliferativa), la cual muestra una pérdida de visión lenta y progresiva (puede durar décadas) debido a que la mácula se va degenerando paulatinamente a lo largo de la vida del paciente. No existe ningún tipo de tratamiento que se haya demostrado que revierta el proceso de la enfermedad, pero si podemos controlar factores de riesgo tales como la radiación UV, tabaquismo, enfermedades cardiovasculares. Una dieta rica en antioxidantes y zinc disminuiría el riesgo en la progresión de la DMAE seca.

En cuanto al otro tipo de DMAE, existe un porcentaje de pacientes, entorno a un 20%, que pueden desarrollar una DMAE húmeda (proliferativa) a medida que la degeneración macular va avanzando. En este tipo de DMAE, la pérdida de visión es mucho más rápida puesto que se acumula líquido en el área macular, lo que implica un rápido tratamiento de la patología mediante inyecciones intravítreas de fármacos antiangiogénicos (anti-VEGF).

Estos fármacos se suelen inyectar periódicamente dependiendo de la evolución de la DMAE en cada paciente. Tras el tratamiento, la agudeza visual del paciente aumenta notoriamente. En estudios publicados recientemente por la revista Ophthalmology en enero de este año, se ha demostrado que los fármacos inyectados mensualmente para combatir la DMAE proliferativa o húmeda pueden hacer desaparecer los signos de actividad neovascular. Después de estas inyecciones mensuales, el tratamiento se prolongó gradualmente en intervalos de dos semanas hasta un máximo de 12 semanas (un total 8-9 inyecciones por paciente) consiguiendo aumentar los valores de agudeza visual de estos pacientes y disminuir el grosor central de la retina.

tratamiento-degeneracion-macular

También hay que tener en cuenta que el diagnóstico de la evolución de la DMAE húmeda depende de la zona lesionada en la retina: tienen menor probabilidad de desarrollo de una atrofia geográfica los pacientes con lesión en el epitelio pigmentario subretiniano en comparación con los demás áreas lesionadas (Retina, febrero 2015).

Logo-Clinica-Cirugia ocular-300x89